Salones rústicos. Tradición en el siglo XXI

José Manuel Peñalver Romero José Manuel Peñalver Romero
Loading admin actions …

Hemos traspasado la frontera de un nuevo milenio y nos hemos adentrado en una nueva era donde la ciencia y la tecnología evolucionan a un ritmo vertiginoso, dejando obsoleto, en muy poco tiempo, cualquier dispositivo tecnológico. A pesar de ello, hay quienes desean conservar el encanto de lo viejo, de la tradición artesana y del entorno rural, y trasladar estos conceptos ancestrales a una vivienda. Sin tener que renunciar por ello a las máximas comodidades y complementos tecnológicos. En esta selección que te presentamos, verás salones y salas de estar al más puro estilo rústico; en construcciones nuevas, en materiales utilizados para reformas, en elementos decorativos o en complementos que recogen el espíritu y la esencia de nuestros antepasados que habitaron las zonas rurales. Todo para proporcionarte la inspiración necesaria para llevar a cabo tu propio proyecto de salón, si éste es tu estilo. Bienvenidos a lo rústico.

Desde Ibiza, con respeto hacia lo tradicional

La arquitectura ibicenca típica se define por los tonos blancos y las viviendas típicas de adobe y madera. Esta casa reformada y ampliada no sucumbió a la tentación de la modernidad y su salón conserva prácticamente intactas sus vigas de madera, sus paredes encaladas, sus puertas acristaladas y parte de un vetusto mobiliario que aún respira su eterno encanto.

Dominados por la luz

El segundo salón, se sitúa en dos niveles, con espacios para comedor y sala de estar, separados por un curioso ramaje ornamental. La madera y el blanco vuelven a combinarse en perfecta armonía, sin olvidar el atrevido suelo de guijarros en la zona de estar. Tras la inmensa luminosidad que penetra a través de dos enormes ventanales, la belleza de La Cerdanya vuelve a colarse en nuestra casa.

Resurgiendo de sus cenizas

Este caserío de guipuzcoano de Bergara fue rehabilitado tras un pavoroso incendio que afecto a buena parte de su estructura. Como el Ave Fénix, resurgió de nuevo y se aprovechó la rehabilitación para crear un espacio donde cohabitan los ingredientes rústicos con las necesidades de hoy en día. Se conserva el techo, puertas y muebles de madera y se añade una pared nueva para hacer la estancia más sólida y acogedora.

Piedra a la vista

Embarcarse en este proyecto de vivienda unifamiliar fue toda una aventura. Se trasladó un hórreo completo desde un punto a otro dentro de la misma parcela. La piedra de esta construcción típica de Galicia domina todo el salón junto a unas impresionantes vistas al mar. Como no podía ser de otro modo, se añadieron también diferentes elementos náuticos en la decoración para completar la travesía de esta espectacular transformación.

Modernizarse sin perder la esencia

Esta vivienda unifamiliar de los años 70, a pesar de su buen estado de conservación, necesitaba un lavado de cara. Se optó por una redistribución de los espacios, sin perder el gusto por la tradición del lugar, uno de cuyos resultados fue este atractivo salón ampliando hacia el techo, con chimenea y ángulo acristalado que sin duda está a la altura de una residencia vacacional al más puro estilo rústico.

Dominados por el espacio

En La Cerdanya catalana encontramos esta maravillosa casa. Y dentro, dos espectaculares salones que os mostramos en sendas imágenes. En esta primera, una gran estructura de piedra reviste una apacible chimenea que se leva hacia un imponente techo de madera. Una gran ventana al costado permite unas  despejadas y magníficas vistas a esta bella comarca. Y un gran tronco hace las funciones de mesa camilla. Más rústico, imposible.

De pueblo y a mucha honra

Para muchas personas, el pueblo ya no es aquel lugar donde jugábamos de pequeños en casa de los abuelos. El pueblo es ahora una lugar de residencia. Eso sí con algunas actualizaciones. Como este extraordinario salón con una imponente pared de piedra a la vista y vigas repintadas para mantener ese aroma rústico en el techo. Con una pincelada de modernidad en estanterías y chimenea se completa el sueño de volver a los orígenes.

De fábrica de vino a casa rural

Las dos siguientes imágenes nos muestran sendos detalles de cómo una vieja fábrica de vino se transforma en un singular proyecto de casa rural. En esta primera fotografía, observamos cómo se integra en el salón una buena parte de la maquinaria de prensado, conviviendo con un suelo de baldosa de pie antiguo y la boca de una tinaja. Un buen trago de madera, piedra y el blanco de la cal combinados con muy buen gusto. 

Meciéndose junto al fuego

En la segunda fotografía se hace sitio, entre paredes con pintura decorativa en tierras florentinas, un acogedor rincón con chimenea de hierro y dos clásicas mecedoras de madera. Una clásica estampa rústica adornada con un refinado escritorio y dos lámparas de pie con pantallas en diferentes colores.

Entre lo rústico y la antigüedad

Salpicado por ambos estilos encontramos esta gran mansión. En su inmenso salón se han citado aristocráticas lámparas, sofás, mesillas y relieves en el techo, con una compañía rústica en suelo, paredes y ventanas. Una fórmula más de combinar el ambiente rural, en este caso, con el clasicismo y el romanticismo.

Habitações  por Casas inHAUS

Precisa de ajuda com um projecto em sua casa? Entre em contacto!

Peça a sua consulta grátis

Encontre inspiração para casa!